LIBRE

343“Cuando salí para ser libre,supe que si no dejaba atrás toda  la ira, el odio y la amargura,seguiría encarcelado”, ( Nelson Mandela).

Cada emoción deja una huella en el cuerpo.Cuando sientes ira, odio, resentimiento hacia otra persona, quien padece los efectos de esas emociones negativas en el cuerpo, eres tú.

Una de las emociones más intensas que podemos experimentar es la de  la ira.Para expresarla constructivamente es necesario saber gestionarla. Para ello hemos de saber qué es lo que la causa y desde ahí trazar estrategias para comprenderla y reducirla.

Una forma de llevarlo a cabo es practicando la asertividad. Esto significa poder expresar los sentimientos sin herir a los demás ni a nosotros mismos.

Otra manera es usar afirmaciones de perdón.No hace falta llegar a expresarlo de forma verbal, basta con que nos lo representemos mentalmente.Podemos imaginar a la persona o grupo de personas con las que nos sintamos enfadados y decirnos mentalmente..”te perdono de corazón , desde lo más profundo de mi ser y siento paz por ello”.

Si queremos calmar el cuerpo, podemos practicar series de respiraciones suaves.Primero tomaremos aire contando hasta tres y luego lo expulsaremos  en cuatro  tiempos y así sucesivamente, aumentando un número más en cada serie durante unos minutos.

¿ Y por qué tendríamos que hacer todo esto?, para ser libres, como decía ,Nelson Mandela. Para no permitir que nuestras emociones nos “secuestren”, decidan por nosotros.Y es que no somos marionetas.Podemos decir cómo queremos expresar lo que sentimos.Podemos elegir formas de hacerlo que no dañen a los demás.

Cuando vemos en las noticias que padres que acompañan a sus hijos en los partidos de futbol, se comportan como salvajes, dando un espectáculo bochornoso y lo que es peor enseñando lo que JAMAS deberían de aprender unos hijos de sus referentes morales; es cuando ésta sociedad más debe de reflexionar sobre el a dónde vamos y cómo vamos.

Tener claro qué es lo que queremos transmitir y con qué herramientas lo vamos a llevar a cabo, constituyen el punto de partida desde el que arrancar en nuestra tarea de ser padres y educar “educando-nos” .

Como decía Elizabeth Kubler -Ross,”existen solo dos emociones básicas; el miedo y el amor.Todas las emociones negativas nacen del miedo y todas las positivas del amor.Del miedo nace la rabia, el odio, la ansiedad y la culpa.Del amor fluye la felicidad, la paz y la alegría.No podemos sentir las dos a la vez.Son opuestas.Si sentimos miedo no nos encontramos en un lugar de amor.Cuando estamos en un lugar de amor no podemos sentir miedo”. 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s